El carajillo quemado es una bebida alcohólica clásica originaria de España, que consiste en café caliente mezclado con licor. Hay varios tipos de carajillo, como el carajillo quemado, carajillo catalán, carajillo gallego y carajillo de anís.

La versión quemada se distingue por su proceso de flambear que carameliza el azúcar y libera los aromas. Además, existen variantes como el carajillo de Baileys y el carajillo de coñac.

Es importante destacar que el carajillo quemado sí contiene alcohol. La bebida se puede comparar con el cremaet, aunque la diferencia radica en la presencia de licor en el carajillo.

Como hacer un carajillo quemado en casa

El carajillo quemado tiene alcohol?

La respuesta es Sí, el carajillo quemado contiene alcohol. Esta variante se prepara con café caliente, licor, azúcar y canela y se quema en un proceso de flambear para caramelizar el azúcar y liberar los aromas.

Debido a la presencia del licor en la receta, el carajillo quemado contiene una cantidad significativa de alcohol, por lo que se considera una bebida alcohólica.

Sin embargo, la cantidad exacta de alcohol puede variar dependiendo de la cantidad de licor utilizada y de la proporción de café.

 En general, el carajillo quemado es una bebida para disfrutar con moderación y no es recomendable para aquellos que deben evitar el consumo de alcohol.

Carajillo quemado origen

El origen exacto del carajillo quemado es incierto, pero se cree que tiene sus raíces en España. La bebida consiste en café caliente mezclado con licor, azúcar y canela, y se quema en un proceso de flambear para caramelizar el azúcar y liberar los aromas.

El carajillo quemado es una versión ligeramente modificada del carajillo tradicional, una bebida española clásica que data de hace siglos.

A lo largo de los años, el carajillo quemado se ha vuelto popular en muchos países, especialmente en España y América Latina.

Se disfruta comúnmente en bares y cafeterías, y es una bebida popular para calentarse en días fríos.

Aunque su origen es incierto, el carajillo quemado ha demostrado ser una bebida atemporal que sigue siendo popular en la actualidad.

Para hacer un carajillo quemado en casa, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Café fuerte recién hecho
  • Brandy o licor de tu elección
  • Azúcar morena
  • Canela en polvo

Preparación paso a paso del café carajillo

En una taza de café caliente, agrega una o dos cucharadas de azúcar morena y una pizca de canela. Mezcla hasta que el azúcar se disuelva completamente.

Añade un shot de brandy o licor de tu elección. Mezcla bien.

Enciende un mechero y colócalo en la taza. Quema el azúcar y permite que se caramelice.

Sirve el carajillo quemado en una taza resistente al calor.

Disfruta de tu café caliente y fragante.

Nota: Al flambear el azúcar, ten cuidado de no quemarte o causar un incendio. Asegúrate de tener un extintor de incendios a mano y sigue las precauciones necesarias.

¿Qué licor se usa para el carajillo?

El licor más utilizado para el carajillo es brandy. A veces, también se pueden utilizar otros licores como rum, whiskey o licor de café como Baileys.

¿Qué es el carajillo y cómo se toma?

El carajillo es una bebida tradicional española que se compone de café caliente mezclado con licor. Se puede tomar por la mañana o por la noche y es comúnmente disfrutado en bares o cafés.

¿Cómo se llama el carajillo con baileys?

El carajillo con Baileys se conoce simplemente como “Carajillo con Baileys”. Es una versión más dulce y cremoso del carajillo tradicional debido a la presencia del licor de café.

¿Qué sabor tiene un carajillo?

El sabor de un carajillo depende del licor utilizado y del tipo de café. Con brandy, el sabor es suave y con un toque de dulzor, mientras que con rum o whiskey, el sabor es más fuerte y picante. El sabor de un carajillo con Baileys es dulce y cremoso debido a la presencia del licor de café. En general, el carajillo es una bebida para aquellos que disfrutan de la combinación de café y licor.

Cócteles fáciles
Coctelero apasionado por crear bebidas deliciosas y sencillas que puedas preparar en casa.